Trucha de río del Pirineo - Gastroteca

Trucha de río del Pirineo

Este pescado ha formado parte tradicionalmente de la alimentación en los Pirineos, donde se aprovechaba su abundancia en los torrentes que alimentaban el Segre o los Noguera. Hoy en día, la mayor parte de estos salmónidos proviene de piscifactorías debido a la regresión de la especie con la desaparición de parte de su hábitat, aunque en los últimos años se está haciendo un importante esfuerzo de recuperación.

Pescado, marisco y derivados

La variedad de trucha autóctona es la trucha común, Salmo trutta fario, un pez esbelto de color verosímil punteado de rojo y negro al que agrada ponder en la grava de la parte limpia de los ríos. Esta especie va en aumento, probablemente por la repoblación involuntaria que están llevando a cabo las piscifactorías de las que se escapan a menudo ejemplares. Pero la especie de trucha mayoritaria es la trucha arco iris, Oncorhynchus mikiss, que es de origen americano y fue importada a Europa hacia 1880. Las condiciones climáticas del Pallars aportan a la trucha una calidad superior que la de otras zonas, y la más apreciada es la pescada, cuya temporada se alarga entre los meses de marzo y de agosto.


Territorio


Distintivos

  • Inventario de Productos de la Tierra
Gastroteca

Calendario de temporada

  • GEN
  • Feb
  • Mar
  • Abr
  • MAi
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SET
  • OCT
  • nov
  • DEs

Información complementaria

Se comercializa en fresco en temporada en algunas pescaderías de los Pirineos.


Atributos y propiedades nutricionales

A pesar de no clasificarse dentro de los peces azules, la trucha de río es una buena fuente de grasas insaturadas omega-3. Además, cabe destacar su aportación de proteínas de elevada calidad. En cuanto a minerales, es una buena fuente de fósforo, presente en huesos y dientes, y de potasio, imprescindible para un buen funcionamiento del sistema nervioso.