DOP Aceite Terra Alta

DOP Aceite Terra Alta

Las condiciones climáticas, la orografía de la Terra Alta y la variedad de aceituna cultivada (injerto) han propiciado la elaboración de unos aceites de oliva virgen de gran calidad, los cuales han logrado el reconocimiento como Denominación de Origen Protegida (DOP).

Aceite y aceitunas

El aceite de Terra Alta es un aceite virgen de calidad extra obtenido del fruto de la Olea europaea, de la variedad Empeltre , con una pequeña participación de otras variedades como son la Arbequina, la Morruda y la Farga. Se trata de unos aceites límpidos, transparentes, sin velos ni turbidez, de un color amarillento con matices, con intensidades entre ligera y media, dulces, ligeramente amargos y picantes, con una cierta astnigencia y unas connotaciones aromáticas que recuerdan a la almendra y la nuez verde. El aceite obtenido a partir de los frutos tempranos es de sabor afrutado, mientras que el elaborado con frutos más maduros es más dulce. Las propiedades de este aceite dependen en buena medida de las condiciones climáticas y orográficas del territorio, que debido a la altitud, las barreras montañosas formadas por las sierras de Pándulos, Caballos y los Puertos de Beseit y de los vientos húmedos y persistentes, generan un microclima que actúa muy positivamente en la producción del olivo. La cosecha del fruto comienza a mediados de noviembre y se alarga hasta finales de enero. Para la elaboración, fruto comienza a mediados de noviembre y se alarga hasta finales de enero. Para la elaboración, la aceituna se cierra directamente del árbol, por ordeño o vibración de las ramas, con un tiempo transcurrido entre la cosecha y la molienda de como máximo 48 horas. Los procedimientos empleados son mecánicos o físicos, prácticamente en frío y en condiciones que no producen alteraciones del aceite y preservan sus propiedades. Presenta una acidez máxima de 0,5 º y un índice de peróxidos máximo de 18. La superficie de cultivo del olivo es actualmente de casi 10000 ha (aproximadamente el 30 % de la superficie de cultivo de la comarca) y la producción de aceite supera las 300 toneladas. Un 90 % de la producción es de secano, mientras que un 10 % es de regadío.


Territorio


Distintivos

  • Inventario de Productos de la Tierra
Gastroteca

Calendario de temporada

  • GEN
  • Feb
  • Mar
  • Abr
  • MAi
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SET
  • OCT
  • nov
  • DEs

Información complementaria

La presencia del aceite en La Terra Alta se remonta hasta tiempos muy antiguos, y todo a lo largo de los siglos ha sido uno de los cultivos principales de las poblaciones de la comarca y del resto de Cataluña. No será, sin embargo, hasta la época moderna que este cultivo se convertirá en la producción más importante de La Terra Alta. Se calcula que en el municipio de Batea, hacia 1787, se habían producido hasta 350 000 l de aceite, mientras que Pascual Madoz documentaba en 1847 que el aceite ocupaba el principal espacio de cultivo, muy por encima del producido actualmente. Ya en 1900, los olivares ocupaban casi el 28 % de la superficie de cultivo, y Batea, La Fatarella y Horta de Sant Joan eran sus principales productores. Más adelante, hacia mediados del siglo XX, el aceite de La Terra Alta pasará por las mismas dificultades que el resto de zonas productoras catalanas --por la crisis del sector y la competencia de otras grasas de origen vegetal--, hasta que la incorporación a la Unión Europea (1986) supuso la aportación de una serie de ayudas al sector y una revalorización de la producción de aceite de calidad, que acabó derivando en el otorgamiento de una Denominación de Origen Protegida (DOP) al aceite de esta comarca.


Atributos y propiedades nutricionales

Todo el proceso, desde la producción hasta el etiquetado, se realiza en la zona de producción. Una buena parte de la producción se orienta hacia el mercado catalán, mientras que otra parte va al exterior. Es por ello que este aceite se puede encontrar por todo el Principado, aunque su presencia es más intensa en los establecimientos situados en La Terra Alta y el resto de comarcas de Les Terres de l'Ebre, así como también en los puntos de venta de productos locales, dirigidos a los turistas. La valoración de este aceite, al igual que ocurre con el resto de denominaciones, ha experimentado un incremento considerable en los últimos años, gracias a la difusión de las propiedades dietéticas de los aceites de oliva, de las propiedades organolépticas de los aceites de oliva vírgenes y del aumento del interés por el conocimiento de las diferencias entre los aceites en función de su origen.