Almendra garrapiñada

Almendra garapiñada Almendra riñosa, regañosa, enrempiñada, guirlatxo

Dulce tradicional de amplia difusión gracias al cultivo de almendros en las comarcas meridionales de Cataluña.

Frutos secos

De textura rugosa y forma alargada, su sabor queda marcado por el azúcar caramelizado que recubre las almendras. Se elaboran con almendras, azúcar y agua. Se hace un almíbar oscuro en una paella y se añaden las almendras, que se cuecen a fuego fuerte hasta que el agua se haya reducido casi del todo. A continuación, se baja el fuego y se remenda constantemente para impregnar la fruta seca de la pasta en la que se ha transformado el agua y el azúcar. Finalmente, se aveja el fuego de nuevo para caramelizar la superficie de las almendras, y se dejan enfriar. Aunque la almendra tiene una temporada de consumo óptima, es un fruto que se conserva durante bastante tiempo y el garrapiñado garantiza que se pueda encontrar durante casi todo el año.


Territorio


Distintivos

  • Inventario de Productos de la Tierra
Gastroteca

Calendario de temporada

  • GEN
  • Feb
  • Mar
  • Abr
  • MAi
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SET
  • OCT
  • nov
  • DEs

Información complementaria

Se comercializan envasadas en botes de vidrio o bolsas, sobre todo en tiendas especializadas en frutos secos. También las podemos encontrar en todo tipo de mercados, ferias y tiendas de toda Cataluña.


Atributos y propiedades nutricionales

La combinación de los dos ingredientes de las almendras garapiñadas hace que se obtenga un producto con un alto valor nutritivo y energético, ya que las almendras son ricas en grasas y el garapiñado es azúcar caramelizado. Por este motivo se trata de un producto muy recomendado en situaciones de elevado gasto energético, como la práctica deportiva intensa. Las grasas de la almendra son principalmente monoinsaturados y con un contenido notable de fitoesteroles, ambos elementos beneficiosos para disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Además, las almendras, como el resto de fruta seca, destacan por su contenido en fibra y minerales como el calcio, el magnesio, el hierro y el potasio.